Francisco Alcaide, aprendiendo de los mejores

Por Lola Carrasco Santaló En Entornos Digitales enero 13, 2014

Francisco Alcaide

Francisco Alcaide es experto en Desarrollo Personal y Management. Su CV es tan extenso que sería imposible reproducirlo en este post.

Es profesor de Desarrollo de Habilidades Directivas de varios Máster, ponente en congresos y foros. Colabora de forma habitual en diferentes medios de comunicación. Escritor, empresario, emprendedor, lector empedernido y viajero. Hoy queremos hablar con Francisco Alcaide sobre algo que conoce muy bien y que trata de difundir gracias a sus libros y sobre todo a su potente marca personal en Redes Sociales. Sobre las necesidades tanto de las empresas como de los profesionales a reinventarse, adaptarse a los nuevos tiempos, a aprender a liderarnos, a mejorar como personas, como organizaciones como sociedad. Y por supuesto hablaremos de su libro Aprendiendo de los mejores que ya está en su 3ª edición y este año 2014 será traducido al chino.

¿Qué te llevó a escribir ‘Aprendiendo de los mejores’? ¿Con qué finalidad lo escribiste?

Aprendiendo de los mejores (Alienta, 2013) es el resultado de más de quince años de invertir en mí mismo. Después de mucho leer, investigar y entrevistar a muchas personas referentes en sus áreas de actividad –deporte, empresa, moda, ciencia, management…– uno es capaz de identificar ciertos patrones de comportamiento que se repiten. El éxito deja pistas, y si uno es capaz de identificar esas pistas, estás en mejores condiciones a la hora de establecer sus propias metas y conseguirlas. En el libro se recogen más de 500 reflexiones de más 50 autores, 10 por cada uno de ellos analizadas en profundidad, en torno a 5 grandes temas: Emprendimiento, Liderazgo, Desarrollo Personal, Libertad Financiera y Espiritualidad.

¿Crees que existe una fórmula/consejo que nos permita obtener nuestros objetivos?

No existe una receta o fórmula matemática, pero sí unos principios que caracterizan a las personas que consiguen resultados. El libro recoge los diez rasgos que los distinguen:

  1. Claridad de metas: existe una relación muy estrecha entre claridad de metas y lo que una persona finalmente consigue.
  2. Acción: El secreto de avanzar es comenzar. Ponte en marcha. Sólo se encuentran respuestas en la acción. Nunca esperes el momento perfecto, no existe.
  3. Disciplina: Hacer lo que se tiene que hacer aunque no apetezca. La pereza es uno de los grandes enemigos en la consecución de objetivos.
  4. Foco: decide una única prioridad en tu vida y pon todas tus energías ahí. No te disperses.
  5. Paciencia: nada que merece la pena se construye de un día para otro. Todo lo bueno se cuece a fuego lento.
  6. Autorresponsabilidad: no te centres en lo ‘qué va a pasar’ sino en lo ‘qué voy a hacer’. Los ganadores buscan soluciones; los perdedores, excusas.
  7. Determinación: decidir por adelantado que nunca se abandona. A pesar de todo –fracasos, dudas, miedos, inseguridades, bajones emocionales…– se sigue adelante.
  8. Optimismo: Las cosas positivas suceden a la gente positiva: crecer que uno puede hacer algo, impulsa a la acción; creer que no puede, a la parálisis.
  9. Entorno: somos una media de las cinco personas con las que más nos relacionamos. Pasa más tiempo con gente excelente y tú también te volverás más excelente.
  10. Actitud de mejora continua: nunca dejes de leer, aprender y estudiar. La autocomplacencia es el mayor enemigo de cualquier empresa y persona.

¿Cuál crees que es el principal motivo que nos impide avanzar en nuestra vida?

Nuestras creencias limitantes incrustadas en nuestro inconsciente. Una creencia no es otra cosa que una idea que damos por cierta, pero que muchas veces es falsa. A menudo lo que nos impide avanzar no es lo que desconocemos, sino lo que creemos que sabemos y es falso. La creencia más limitante que existe es pensar que las personas que consiguen resultados ‘extraordinarios’, son personas ‘especiales’, los elegidos por el Universo o que cuentan con talentos que otros no tienen, y no es así. Esto lleva a que mucha gente cree que no es capaz de lograr metas ‘grandes’ y se fija metas ‘pequeñas’. El problema nunca es nuestra incapacidad para conseguir algo sino la creencia de que no somos capaces. Esto produce que la mayoría de gente no viva de acuerdo a sus posibilidades reales (potencial) sino de acuerdo a sus limitaciones (creencias mentales). Como dice Anthony Robbins: “No existen las personas sin recursos sino los estados emocionales sin recursos”. Lo que nos limita son nuestros bloqueos mentales. El poder está dentro de cada persona, la cuestión es si está activado o desactivado. Las personas que consiguen resultados han liberado, consciente o inconscientemente, ese ‘poder interior’.

¿Crees que las empresas deberían cuidar o valorar más a sus equipos?

Siempre. Las empresas son sus personas, porque son las personas las que hacen que las cosas ocurran. Lo mejor que tiene Apple no son sus Iphones o Ipads, sino sus ingenieros que diseñan esos artilugios. Lo mejor que tiene Zara no son sus prendas de vestir, sino sus diseñadores que idean esas ropas. Las mejores empresas, las que sobreviven al paso de los años, son aquellas que en tienen en su núcleo a las personas e invierten en ellas. Un dicho inglés lo resume bien: What helps people, helps business.

¿Qué supone para ti y para tu marca personal las Redes Sociales?

Primero, un canal muy potente de visibilidad: la gente puede conocer tu trabajo, productos, servicios, ideas o forma de pensar desde cualquier lugar sin necesidad de presencia física. Segundo, un instrumento notable de viralización: no sólo mucha gente puede conocerte desde cualquier lugar sino que al mismo tiempo son prescriptores de tu trabajo y amplifican la difusión de terceros. Tercero, es un buen laboratorio para testar ciertas cosas y ver la reacción de la comunidad antes de lanzarlas oficialmente. Y cuarto, es un excelente vehículo para establecer un primer contacto con mucha gente que luego se traduce al 1.0 y puede dar lugar a nuevas oportunidades de negocio, o incluso, amistades personales.

¿Consideras que los profesionales como tú deben tener una presencia destacada en Social Media? ¿Qué te aporta?

Cada persona y cada negocio son diferentes, y por tanto, requieren medidas particularizadas. Dicho esto, si tienes unos canales como son las RRSS, que tienen ventajas evidentes y no las utilizas, estás desaprovechando recursos para optimizar tu marca personal o tu negocio. Otra cuestión es qué se entiende por ‘presencia destacada’. Tener una ‘presencia destacada’no significa estar todo el día conectado. Se trata de ser inteligente y productivo, de ‘racionalizar’ nuestra presencia. Por otro lado, la gestión de las RRSS no es igual cuando uno aterriza en ellas que cuando se tiene una cierta velocidad de crucero. Al principio tienes que dar muchas pedaladas para armar algo de ruido; cuando tienes una ‘marca personal’ más consolidada, hay una cierta inercia que facilita las cosas y es menos exigente en tiempo y recursos.

¿En qué Redes Sociales estás y por que las elegiste?

Estoy en Twitter, Facebook, LinkedIn, Google+, Instagram, Pinterest, pero mi actividad principal está en Twitter, Facebook y LinkedIn. Mi acercamiento a las RRSS se ha producido de manera muy natural, nada forzada. Oyes hablar de algo, tienes curiosidad, y pruebas. Twitter es una herramienta interesante para estar al día y como dinamización de contenidos; Facebook te permite una mayor interacción y cercanía con el usuario; y LinkedIn es la red social profesional de referencia.

¿Cómo consigues estar al día de todas las novedades que surgen sobre herramientas, cambios, actualizaciones?

No estoy al día, ni pretendo estarlo. No soy de los early adopters porque no es mi core business. En cualquier caso, creo que tampoco hay que perder la cabeza. Es importante ser selectivo y establecer prioridades. Existe mucha ‘infoxicación’, intoxicación por exceso de información y alternativas, pero la mayoría son redundantes y aportan poco valor. Por tanto, el tiempo hay que dedicarlo a saber cuáles son las fuentes relevantes y centrarse ahí. Como dice el refrán: “Más caga un buey que cien golondrinas”. Y en todo caso, nunca intentar acapararlo todo. Muchas veces con saber el 80% de algo es mejor que invertir tiempo en saber el 100%. El pragmatismo es una cualidad también importante para la vida y la empresa.

Tres aspectos positivos a destacar de usar las Redes Sociales en tu marca personal Las 4 comentadas con anterioridad: Visibilidad, Viralización, Testeo y Networking,

¿Cuál es tu opinión sobre el futuro del Social Media? ¿Te atreves a hacer pronósticos?

No sé cuál es el futuro del Social Media y tampoco me atrevo a hacer pronósticos porque no soy experto en el tema. No obstante, en un mundo de gran incertidumbre y donde todo tiene una fecha de caducidad más corta, buscar certezas a cada paso es caer en una especie de ‘locura’. Queremos tenerlo todo controlado y eso es un grave error. Es fundamental desarrollar habilidades como la flexibilidad, la versatilidad y la agilidad, que serán cada vez más importantes para moverse en el entorno actual. Más importante que lo que se ‘sabe’ es lo rápido que se ‘aprende’.

En #SMTalents queremos formar tanto a profesionales del Social Media, como a profesionales de cualquier otro sector que deberían mejorar su presencia en este campo ¿crees que es necesario dar ese paso? La formación –o mejor dicho, la buena formación– siempre suma. Una buena formación implica contar con más y mejores recursos, lo que te permite hacer frente a desafíos más grandes. Por tanto, la formación –tanto a través de terceros como de uno mismo– es imprescindible. Si hay un rasgo que define a las personas que son ‘referentes’en un campo determinado es que tienen una actitud de mejora continua: no dejan de estudiar, de leer y de aprender. En esta vida, quien no avanza, retrocede; el que no mejora, empeora. Las RRSS forman parte ya de nuestra día a día, tanto en el ámbito personal como profesional, y hay que saber extraerles el máximo potencial.

Estar conectado con el mundo que nos rodea, ser flexibles, aprender, saber donde buscar la información adecuada, actualizarse… son algunos de los rasgos que caracterizan al profesional 2.0 ¿Estás preparado para formar parte del panorama laboral en el que vivimos?

Lola Carrasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *