Laycos, la red social creada para trabajar

Por Manuel Gutiérrez de Diego En Comunidades Internas Mayo 18, 2017

Laycos

En Socialnautas hemos participado en proyectos relacionados con redes sociales corporativas en grandes clientes como Repsol, Cosentino o Leroy Merlin. El próximo día 6 de junio tendré el placer de asistir al Congreso Factor Humano 2017, que ya tiene colgado el cartel de aforo completo. Y lo haré junto a otras personas del equipo para dar a conocer a todos los interesados, el potencial de Laycos, la red social creada para trabajar.

En todos nuestros proyectos hemos tenido la oportunidad de trabajar con algunas de las herramientas más punteras del mercado en el ámbito de las redes sociales internas: Yammer, Chatter, Jive Software… Cada herramienta tiene sus peculiaridades, sus puntos fuertes y sus áreas de mejora. En Socialnautas hemos elegido Laycos, y quiero compartir qué es lo que me parece más destacable de Laycos, la red social creada para trabajar.

Laycos está pensada desde el negocio. Fue creada a partir de las necesidades reales de una empresa que necesitaba gestionar proyectos de forma eficiente. Laycos permite hacer muchas cosas: tiene un elevado número de funcionalidades que la convierten en una herramienta muy útil para el trabajo diario de una organización. Todo eso está en su web, y cualquiera puede verlo.

Pero yo quiero detenerme en un elemento intangible que la experiencia de haber dirigido proyectos con miles de empleados en empresas como las que antes mencionaba me permite destacar: Laycos es una herramienta perfecta para optimizar los procesos de negocio.

Cuando pensamos en los beneficios del uso de una red social corporativa, inmediatamente vienen a nuestra mente aspectos diversos:

  • La colaboración (y todo lo que de eso se deriva): equipos más eficientes, mejores ideas, co-creación, más creatividad…
  • El protagonismo de los trabajadores: detección del talento, mejor clima laboral, mejores conexiones…
  • La gestión del conocimiento: optimización del flujo de conocimiento e información, agilidad en la toma de decisiones basadas en datos, maximización de las capacidades de los equipos, información siempre accesible en el contexto preciso…
  • La comunicación interna: comunicar bien dentro para comunicar bien fuera (canales directos de conversación, cercanía de los mensajes corporativos, personalización de la comunicación…).
  • Eficiencia en los procesos: menos e-mails, conversaciones más rápidas, más precisas, menos reuniones innecesarias, mejora en el flujo del tratamiento de la información…

Todos esos aspectos son muy importantes, y juntos convierten a una red social corporativa en la herramienta adecuada para trabajar mejor. Yo quiero añadir un punto al que he llegado sólo tras la experiencia de haber dirigido muchos proyectos y haber visto cómo funcionaban años después, revisando resultados y logros obtenidos.

Ese aspecto es la optimización de proyectos, y tiene una doble vertiente:

  1. La primera está íntimamente relacionada con todos los puntos antes mencionados. Si los unimos todos, a nadie se le escapa que los procesos se harán mejor, de forma más eficiente. No me detendré en ese punto.
  2. La segunda es la extraordinaria posibilidad que una red social como Laycos brinda a quienes desean “mirar” cómo evolucionan los procesos, cómo funciona cada paso, cómo trabaja cada persona del equipo.

 

Cuando a un proceso de negocio (entendido como un conjunto de variables y subprocesos) le sumas lo que en Socialnautas denominamos “la capa de conversación” (en realidad la colocas por encima, arropando al resto de elementos) no sólo mejoran las cosas (la ganancia de eficiencia antes mencionada). De hecho, creas una forma nueva de monitorizar el proceso que antes no existía. Con el uso de una red social corporativa la fotografía del proceso está completa: incorpora las conversaciones (que van desde comunicaciones corporativas a comentarios sobre el proyecto, pasando por ideas, best practices, sugerencias, dudas, quejas, detección de errores, oportunidades, asignación de tareas…).

Todo queda unido al proyecto porque forma parte del proceso: la información, las conversaciones, los datos… Nunca antes pudimos observar un proyecto (y sus procesos) con tanta profundidad, de forma integral, como una red de datos que se unen gracias al nexo que representa la conversación, la mejor forma de conexión posible entre personas.

Si no utilizáis una red social corporativa, os recomiendo Laycos. Os cambiará la forma de trabajar. Seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *