Cómo aprovechar las redes sociales internas en equipos comerciales

Por Manuel Gutiérrez de Diego En Entornos Digitales, Redes sociales corporativas mayo 27, 2013

redes sociales internas

El 76% de los directivos cree que el uso de redes sociales internas mejora la productividad.

Si eres responsable de un área comercial y tienes dudas respecto a la utilidad del tiempo que tus equipos utilizan en las redes sociales internas de tu organización, estas ideas pueden ayudarte a disipar dudas:

El 75% de los directivos opina que las redes internas cambiarán las estrategias de sus compañías. El 79% considera que permiten coordinar las ideas de un equipo geográficamente disperso. El 76% cree que mejoran la productividad y el 72% piensa que sus equipos tienen la capacidad de encontrar información o expertos con la rapidez necesaria para la toma de decisiones. (Informe How social technologies drive business success desarrollado por Google y Millward Brown).

Caso de éxito

Hay muchos, nosotros podríamos compartir los de algunos clientes, pero por razones de confidencialidad no podemos. Este sobre CEMEX es muy interesante y está disponible en la red  El testimonio no precisa comentarios:

“Cemex para un proceso en específico de la generación de un producto que tenían que distribuir en las diferentes geografías, antes se tardaban 18 meses, pero con la tecnología de una nueva red social lo redujeron a sólo 4 meses.”

“Ahí su rendimiento fue espectacular, porque para el lanzamiento del producto en lo que enseñan a esa geografía (país) cómo producirlo, porque hay que hacerlo allá, hay que sacar el marketing, customizarlo, todo eso desde que inicia en el país uno al que acaba en el país 50, les llevaba 18 meses, y hoy lo hacen en sólo cuatro meses”.

Procesos más productivos. ¿Qué aportan las redes internas?

Aportan muchas cosas, seguro que muchas te parecen interesantes para tu departamento:

  • Apoyan los procesos de trabajo en red y optimizan las capacidades de todos los nodos para maximizar resultados y reducir costes.
  • Espacio para compartir best practices y casos de éxito.
  • Procesos para la detección de oportunidades de mejora y de sinergias entre nodos y silos de negocio desconectados.
  • Resolución de incidencias y dudas.
  • Detección de ineficiencias.
  • Reducción de los grados de conexión: acercar ideas, soluciones y procedimientos que funcionan.
  • Detección de oportunidades futuras en forma de nuevos productos/servicios (I+D+i “social”).
  • Reducción en el tiempo de gestión de e-mails.
  • Acceso más rápido a los espacios de conversación que interesan en cada momento.
  • Acceso más rápido a contenidos actualizados y muy enfocados (etiquetas y rankings).
  • Reducción de las reuniones de seguimiento: flujos de trabajo alrededor de los flujos de conversaciones.
  • Apoyo a los proyectos de teletrabajo.
  • Acceso directo a personas que aportan valor y soluciones en aspectos concretos (perfiles de expertise, mapas de ideas, mapas de talento).
  • Se acelera la interiorización de las estrategias corporativas: la visión se viraliza más deprisa y se entiende mejor porque es más próxima y está apoyada en contactos directos con los líderes.
  • Conocimiento compartido, revisado y valorado por quienes lo utilizan (rankings, comentarios, descargas, reconocimientos…)
  • Optimización de los procesos de cooperación y open innovation.
  • Co-creación de soluciones y procedimientos como respuesta a problemas concretos (detectados dentro de la red social).
  • Detección de ideas externas: la red interna optimiza el acceso al mejor contenido externo y lo acerca a la comunidad.
  • Detección de áreas donde falta contenido adecuado o donde el conocimiento no está a la altura de las necesidades.
  • Apoyo a las estrategias de business intelligence.
  • Retención y atracción de talento: mapas de talento y estrategias de reconocimiento.
  • Detección de necesidades formativas del equipo.

¿Por dónde empezar?

Puede parecer complicado, pero la clave es dar el primer paso. No pongas el foco en los riesgos, pon el foco en las oportunidades y pasa a la acción. Hay herramientas que te permitirán la creación de esos espacios de conversación: Chatter (Salesforce), Yammer (Microsoft), Socialcast (VMWare), Tibbr (Tibco), Jam (SAP), Zyncro o Taleo (Oracle).

Prueba alguna (suelen tener versiones gratuitas con un nivel de servicio básico) y lánzate. ¡Los beneficios te están esperando!

Manuel Gutiérrez de Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *