Cómo y por qué elegir una consultora digital

Por Juan Ignacio Martínez Estremera En Socialnautas diciembre 13, 2016

Consultora digital

Lo primero es preguntarse si de verdad necesitas una consultora digital: ¿Para qué?, ¿por qué?, ¿dispones de los recursos –dinero, tiempo para gestionarlos? En realidad no se trata solo de dinero y tiempo, si no de entender el valor que contratar esa empresa nos generará. Tengamos en cuenta el coste de oportunidad.

Un consultora de marketing , comunicación y estrategia digital trabaja en diversos ámbitos de las empresas y generalmente a un nivel alto. A diferencia de las agencias que, normalmente, trabajan en campañas concretas y ejecutan tácticas digitales, las consultoras ayudan a la definición de objetivos y proyectos estratégicos, con impacto a largo plazo en la organización.

Dicho esto, la línea es borrosa, ya que dada la presión del mercado las agencias intentan canibalizar cierta parte de la estrategia y las consultoras bajan al plano táctico, de ejecución.

Habla con los clientes de la consultora digital

Otra pregunta es ¿cuál es el recorrido de la consultora? Es una buena práctica revisar sus proyectos, ver qué experiencias han tenido con sus clientes y si son de acciones cortas o más bien de relaciones duraderas.

También es bueno preguntar por resultados y si hay dudas consultar con las empresas clientes. Una buena consultora debería permitir que se contacte a cualquier de sus clientes para solicitar referencias. Piensa, si lo hacemos con hoteles en Tripadvisor ¿por qué no hacerlo también con los clientes de nuestro proveedor?

En esta línea me preguntaría cuánto tiene esa consultora de imagen y cuánto de profesionalidad. Hay empresas que son buenas colocando su producto en el mercado, pero luego resulta que el producto es de menor calidad que otros que no se han colocado tan bien.

No podemos permitirnos malgastar nuestros limitados recursos en probar equivocadamente. Detrás de una buena imagen debe haber buenos proyectos. Si solo hay referencias, confeti y pocas demostraciones de su trabajo, desconfía.

El tamaño no importa

El tamaño no importa, para unas cosas es mejor una consultora grande con todos los servicios integrados y para otros es mejor una consultora más pequeña. Unos tendrán más flexibilidad y rapidez en las decisiones otros tendrán la capacidad de resolver nuestros problemas de una forma integral. Pensemos qué queremos.

Unido a esto va el tema del dinero ¿cuánto nos va a costar? Es clave determinar el alcance de los servicios contratados y los KPIs bajo los que se va a medir el éxito de la operación. Hay varios sistemas de remuneración. Una tarifa mensual, un tanto por hora y una precio cerrado por proyecto. También pueden coexistir combinaciones de todas ellas. ¿Cuál es la que se adecúa más a nuestra necesidad?

Otra pregunta adecuada sería la de ¿Tienen experiencia en mi sector? Teniendo en cuenta que hay sectores que son similares podemos tener cierta manga ancha, pero si les tenemos que enseñar, entonces alguien debe pagar ese coste de aprendizaje. Consideremos si nos lo podemos permitir.

Finalmente debemos conocer bien sus servicios ¿es una consultora digital experta en lo que realmente necesita mi empresa? Hay servicios que son especializados y la etiqueta digital engloba demasiados términos, algunos relacionados con comunicación, otros con marketing, en general con redes sociales… pero igual lo nuestro es algo más exclusivo. Investiguemos pues las capacidades de esa consultora.

A la hora de decidir sobre si contratar una consultora digital estas preguntas nos ayudarán, pero no olvidemos que la clave es saber: qué objetivo tenemos, con qué recursos contamos, qué plazos hay y cómo mediremos los progresos. Tener los objetivos claros es empezar el camino con buen pie.

A vuestra disposición quedo por si surgen más dudas o preguntas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *