Comunicación política en redes sociales: un salto cualitativo decisivo

Por Socialnautas En Entornos Digitales junio 13, 2013

Comunicación política

Las cosas han cambiado, y la batalla de la comunicación política no se libra con notas de prensa, comparecencias públicas o eventos propagandísticos.

De todos es conocido y sabido el enorme salto que se ha dado en la comunicación política con la llegada de las diferentes redes sociales, la irrupción de éstas en el mercado de la COMUNICACIÓN (así, en mayúsculas) y la adaptación que han tenido que hacer todos los agentes, entidades y personas que, de un modo o de otro, trabajan en un campo que me es tan familiar como este de la comunicación política.

No hace tanto tiempo de que la correspondiente nota de prensa emitida desde la oficina de la organización política, empresarial, asociativa… sentaba cátedra y era replicada por todos los medios interesados en el asunto que se ‘vendía’. Cierto es que siempre ha existido la posibilidad del contraste, la réplica o la verificación de los datos aportados en ese escrito. Pero también es cierto que siempre ha existido en el mundo de la comunicación una espada de Damocles que pesaba sobre todos los agentes involucrados de algún modo. Esa espada era (y sigue siendo) el tiempo de publicación de una noticia, una foto, un dato, una declaración…

Ya hace unos años que las cosas han cambiado, y la batalla de la comunicación política no se libra con notas de prensa, comparecencias públicas o eventos propagandísticos. O, al menos, no sólo con estos elementos, que no tienen por qué ser incompatibles con los nuevos. La buena utilización de las redes sociales en este terreno puede ser, sencillamente, decisiva para variar la imagen de una persona, organización o estamento a favor o en contra de los intereses del público al que va dirigido su mensaje, programa o propuestas.

La imagen, que sigue jugando un papel determinante en el terreno de la comunicación política, ya no se circunscribe al medio por excelencia en esta área, que es la televisión. Las organizaciones preparan, planean y difunden hasta maratones fotográficos para hacerse visibles o para hacer visibles los errores del rival. Y lo hacen en tiempo real. Y lo hacen en las redes sociales mediante cantidad de herramientas y aplicaciones (muchas de ellas gratuitas) al alcance de cualquier persona que disponga de un simple teléfono móvil.

Y eso si sólo hablamos de la imagen visual que se transmite. Si entramos en el terreno de la opinión que se puede formar una población sobre una persona, entidad u organización determinada, las posibilidades se han multiplicado casi por la enésima potencia. Con el cambio de paradigma y el paso de una comunicación unidireccional a una comunicación con infinidad de direcciones (y en tiempo real), la buena utilización de las redes sociales y de sus casi infinitas posibilidades se ha convertido en un elemento prácticamente imprescindible para configurar la imagen que busca esa organización para ella, o para su líder, con los objetivos marcados desde un principio.

Así pues, podemos asegurar que el denominado marketing político hace ya años que no se juega sólo en la televisión o en la prensa de papel. Quizá el caso más conocido a nivel mundial sea la utilización del equipo de Barack Obama en la campaña que le alzó con la presidencia de los Estados Unidos a finales de 2008. El más conocido porque fue el primero que consiguió demostrar la importancia de la buena utilización de las redes sociales, por tratarse del país del que se trata y porque hablamos de un político con varios elementos distintivos de todos los que le precedieron en el cargo. Entre estos elementos está la importancia que le dio y el mimo con el que trató (él y todo su equipo) la comunicación con sus ciudadanos a través de la red.

Este post es sólo una introducción de una serie de artículos que publicaremos en nuestro blog relacionados con la comunicación política a través de las redes sociales. Iremos viendo en días posteriores, entre otras cosas, cómo ha evolucionado la utilización de las diferentes redes sociales en el terreno de la comunicación política, algunas herramientas fundamentales para lograr que nuestro mensaje penetre mejor entre nuestra audiencia y, por supuesto, algunos casos de éxito. El más conocido a nivel mundial es el de Obama, pero hay muchos más, como también hay numerosos casos de fracaso. Iremos viéndolos poco a poco. Y, por supuesto, te invitamos a que nos dejes tu comentario. Así, entre todos, enriqueceremos esta parte de la comunicación en las redes sociales tan importante para todos.

Chema de la Torre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *