El coste de la publicidad digital ¿Sube o baja?

Por Juan Ignacio Martínez Estremera En Entornos Digitales julio 12, 2013

publicidad digital

Existe un claro movimiento por parte de las plataformas para lograr que las empresas dependan cada vez más de la publicidad digital.

A medida que conceptos como la Brecha Digital van desapareciendo, que la banda ancha se consolida y se abarata (Datos AIMC) y que cada vez hay más Nativos Digitales (Navegantes en la Red, AIMC, pág 153), el consumo de Internet crece. Y buena parte de la «culpa» se debe al incremento de publicidad digital.

Este aumento en el consumo de Internet se ve grandemente potenciado por los móviles inteligentes y las soluciones de movilidad.

Como resultado nos encontramos que para cubrir la mayor demanda de servicios digitales aparecen numerosos soportes y la cantidad de contenido se incrementa de forma exponencial.

Esto nos lleva a pensar que el stock de espacios publicitarios disponibles crece de forma dramática, haciendo que –junto a otras variables (CTR does not matter)- el precio del CPM y el CPC se desplome. La conversión es mala y por tanto los precios bajan.

¿No es así?, pues sí. El precio de los soportes ha caído en grandemente desde CPMs de 50€ ha CPMs a 2€ o menos y lo mismo con el CPC. Pero no en todos los lugares.

En este (Facebook: una historia de amor-odio), este (Cambios en Facebook, publicidad, alcance… y este (¿Hacia dónde va Twitter?) artículo hablábamos de la evolución de los soportes sociales e incluso de si existía humo (Burbuja en la Social Media). Si los releemos con tranquilidad veremos que existe un claro movimiento por parte de estas plataformas para lograr que las empresas dependan cada vez más de la publicidad para llegar a sus audiencias. Y ¡oh, sorpresa!, en un entorno de precio por subasta el aumentar la demanda observamos que los precios, al contrario que en el resto de Internet, los precios suben. Donde hace no tanto Facebook recomendaba unos precios de CPC de 0,10€-0,50€ ahora vemos hasta pujas máximas recomendadas de 1,35€.

¿Por qué? Es sencillo. Facebook tiene una plataforma con casi 1.000 millones de clientes cautivos. Al ser la plataforma dominante los usuarios no se van. Por tanto todos los anunciantes  que buscan cobertura global a sus acciones –poco fraccionada- se dirigen a los Social Ads de Facebook. Pero resulta que al ser un sistema de subasta y al incidir varias empresas sobre los mismos segmentos, el precio se dispara. Y así continuará, a medida que aumente la inversión el social ads de Facebook.

¿Y tú qué opinas?

Juan Ignacio Martínez Estremera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *