El secreto de un buen Social Media Plan

Por Manuel Gutiérrez de Diego En Social Media diciembre 23, 2013

Social Media Plan

Te damos algunas ideas que deben estar presentes en un buen Social Media Plan

Hace unos meses trabajaba con un grupo de alumnos el cierre de un programa sobre la preparación de un Social Media Plan en el que ellos habían preparado sus trabajos de prácticas alrededor de un caso real. Expusieron sus trabajos de forma brillante, aportando buenas ideas y demostrando que meses de preparación en estrategia, herramientas, content marketing… habían dado sus frutos.

Todos aprendimos de todos (esa es la esencia de un buen programa de formación) y yo desempeñé el rol de un guía que primero escucha (y toma notas; mi gran pasión); después analiza los trabajos y sintentiza las ideas; y, por último, expone algunas conclusiones propias y crea el contexto propicio para extraer aprendizajes útiles para todo el grupo.

Estas son las cosas que más me gustaron. No pretenden ser una guía precisa; diría que se trata de una colección de ideas que unidas tienen sentido. De hecho, son buenas ideas que salieron de un buen grupo y que deberían estar presentes en un buen Social Media Plan.

  • Usa herramientas avanzadas en el diseño y desarrollo (eso demuestra conocimiento técnico).
  • Diseña una estrategia aportando enfoques diversos ¡Qué difícil es ponerle perspectiva a un buen Social Media Plan!
  • Crea campañas imaginativas. Si no somos creativos en las Redes Sociales, entonces no seremos creativos jamás ¡Busca la IDEA!
  • Todo debe surgir de un buen análisis (la base del trabajo). Y para empezar a analizar, primero monitoriza, monitoriza, monitoriza.
  • Aunque suene evidente, es importante hacer un buen benchmarking: ¿qué están haciendo otros? (lo bueno, lo regular y lo malo; y entender por qué).
  •  Define muy bien  el público objetivo de la campaña: ¿quiénes?, ¿cómo son?
  • Usa blogs: no todo es Facebook y Twitter. 
  • ¡En búsqueda del briefing perdido! Muy difícil encontrar un buen briefing. Pero si no está, hay que construirlo a partir de trabajo: pregunta, pregunta, pregunta.
  • Diseñar un plan significa tener una agenda con fechas + hitos + responsables + acciones + recursos. 
  • Siempre, siempre, siempre necesitaremos un plan B (la crisis llegará antes o después, incluso cuando menos la esperes).
  • Aunque la palabra suene árida: hay que ser metódicos. Es decir, necesitamos un método. Saber que lo tenemos nos hará las cosas más fáciles en los momentos de duda (y los habrá).
  • Un pequeño secreto: estamos aquí para ganar dinero, así que debes poner el foco en el proceso de compra.
  • Como dice uno de mis clientes, “menos pájaros y flores”. Hay que apuntar al corazón del negocio.
  • Hay que innovar. Si lo digital ha hecho saltar la cadena de valor de las industrias, necesitas entender cómo llegar al valor real para el cliente de forma disruptiva.
  • Estamos en la red, pero no todo es virtual: mezcla on y off.
  • Establece objetivos, define métricas y mide resultados (mejor cada poco para reorientar, depurar, tener feedback).
  • Es difícil, pero hay que ponerle precio a todo. Puedes empezar a partir de la estructura de costes de tu plan y ajustarlo con los precios de mercado.
  • Y SIEMPRE, SIEMPRE, ponte en los zapatos de tu cliente. Yo confieso que como consultor tiendo a cometer el error de hablar mucho. Es vital escuchar para entender las necesidades del cliente. Pero aún más para aprender: nadie como él o ella conoce su negocio. ¡No lo olvides!

Manuel Gutiérrez de Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *