En una Red Interna también es importante medir, medir y medir

Por Chema de la Torre Garrote En Comunidades de Clientes febrero 18, 2014

Red interna

No nos podemos quedar en el hecho de la cercanía, la transparencia y la co-creación que posibilita una red interna. Tenemos que dar un paso más allá y conocer qué resultados estamos obteniendo.

Los mundos inescrutables, casi infinitos y siempre motivadores de los medios sociales me han llevado a participar de manera activa desde hace meses en el nacimiento de una red social corporativa (red interna) para una potente firma de nuestro país. Y la experiencia no puede ser más gratificante y, sobre todo, satisfactoria y enriquecedora. Sobre el terreno pisas en primera persona con todos esos obstáculos que tan bien ha descrito en numerosos artículos en este blog mi compañero y auténtico experto en la materia, Manuel Gutiérrez, y como se van sorteando en paralelo al progresivo engranaje de la red.

Es cuando la bicicleta echa a andar, como bien le gusta decir a él, cuando poco a poco esas barreras y obstáculos van cayendo, se van diluyendo como un azucarillo en paralelo al protagonismo y expertise que van adquiriendo los auténticos artífices de que esta fantástica herramienta de trabajo perviva en el tiempo: sus usuarios, los miembros de una comunidad digital interna que comprueban cómo pueden adquirir conocimiento de sus compañeros, avanzar de manera más rápida y productiva en su proyecto estrella del año y tener al alcance de un solo clic a cualquier miembro de la compañía para co-crear juntos.

Es ese término ya utilizado años atrás por Manuel y que poco a poco se va abriendo camino a las diferentes entidades: el social business. La simbiosis perfecta de una profundización en las relaciones entre los diferentes empleados de la empresa y la consecución de mejores resultados, de una manera más rápida y satisfactoria. Ya mi compañero expuso con detalles las grandes ventajas de que las compañías apuesten por este canal (uno más) de comunicación en su artículo Redes sociales y Comunicación Interna: ¿oportunidad o amenaza?

Por supuesto, no nos podemos quedar en el hecho de la cercanía, la transparencia y la co-creación que posibilitan este tipo de redes. Tenemos que dar un paso más allá y conocer qué resultados estamos obteniendo. Es una de las partes más atractivas del mundo de los medios sociales, la posibilidad de conocer en tiempo real si se están cumpliendo o no los objetivos establecidos previamente, conocimiento al que tenemos acceso en todo momento gracias a los KPI´s determinados, los más importantes de los cuales deben siempre ir orientados, también en una red corporativa, al negocio.

Y entre las numerosas herramientas y plataformas que sirven para hacer realidad el funcionamiento de una red interna la que más me ha gustado por el momento es Chatter. Chatter es una web de comunicación interna que cuenta con la garantía de un proveedor líder a nivel mundial en CRM, como es SalesForce. Además de la facilidad de uso y de la multiplicidad de funciones, destaca en este caso (diferenciándose claramente de las demás) la potencialidad de sus métricas, ofreciéndote la posibilidad de elaborar informes y paneles de una manera personalizada y atendiendo a tus intereses. Con datos en tiempo real.

Gracias a la obtención y evolución de estos datos, y, por supuesto, a la participación activa de sus usuarios y los dirigentes de las compañías (ejemplo para el resto de trabajadores) en la red corporativa, unido a mucho trabajo previo enmarcado en la estrategia y microestrategias a seguir para establecer contacto entre los diferentes negocios de la compañía a través de la red, es como se consigue convencer poco a poco a las diferentes entidades de la necesidad de poner en marcha herramientas de este tipo.

Porque, en definitiva, un negocio con un marcado carácter social convierte a sus trabajadores en verdaderos protagonistas de la evolución de la compañía, con lo que de implicación, motivación e ilusión genera en todos ellos. Y, en conclusión, en el proyecto.

Chema de la Torre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *