Evitando el efecto discoteca en la creación de comunidades virtuales y redes sociales

Por Juan Ignacio Martínez Estremera En Proyectos Socialnautas marzo 19, 2012

evitar el efecto discoteca

De cara a evitar el efecto discoteca podemos usar tácticas alineadas con nuestra estrategia y afines a nuestro objetivo.

Como veíamos en un artículo anterior el efecto discoteca provoca que al llegar los usuarios y no encontrar un ambiente “social” desistan y abandonen el espacio en el que queremos interactuar con ellos.

De cara a evitar esto debemos realizar un planteamiento como sigue:

·         Objetivo de la comunidad. Es aquello por lo que la comunidad o red tiene sentido. Vendría a ser la propuesta de valor para los usuarios.

·         Captar usuarios. Atraer ese público interesante para nosotros e interesado en nuestros contenidos.

·         Crear contenidos. Es aquello que el público que hemos atraído consume y le hace disfrutar y extraer valor de la comunidad virtual.

En algunos casos el orden de estos pasos puede variar. Siendo primero el captar usuarios y luego generar contenido. Esto es típico de las comunidades que basan su estrategia en el contenido generado por el usuario (UGC, User Generated Content)

En base a estos tres puntos debemos estructurar nuestra estrategia en medios sociales (Social Media).

·         Conoce tu producto /servicio y a tu cliente. Plantea un objetivo de la comunidad que favorezca a los dos. Un buen ejemplo de esto es Grupalia. Entiende las necesidades de sus usuarios, les ofrece productos/servicios a precios descontados y a cambio recibe datos e información sobre ellos. Una relación de valor que genera satisfacción y ayuda a crear una comunidad que está pendiente de lo que sucede.

·         Capta usuarios. Las promociones puntuales y alineadas con nuestra estrategia tienen efectos muy beneficiosos en las primeras etapas de una comunidad. Es importante lograr un crecimiento fuerte y rápido para lograr llenar la comunidad virtual o red social. Promociones, ofertas, gestión de la vanidad, todo vale para atraer usuarios en las primeras etapas. Sin embargo si estas acciones no están alineadas con nuestro objetivo/estrategia lo único que lograremos es tener un montón de usuarios zombi. Si pagas por tener usuarios al final no tendrás seguidores sino mercenarios. Es importante distinguir la línea entre atraer usuarios afines y crear un totum revolutum.  Un ejemplo de esto es la empresa NUEZ, en la que en sus etapas iniciales llevamos nuestras acciones de social media al mundo offline. Llamando a entidades solidarias, ONGs y asociaciones sin ánimo de lucro que podían beneficiarse de una comunidad como la que se ofrecía.

·         Crear contenidos. Los contenidos son como las copas en una discoteca, es lo que los usuarios consumen. A veces tendrán forma de información sobre el mercado en el que se mueve el producto, a veces será información sobre el producto en sí mismo y otras serán contenidos de interés. Si los contenidos no son afines a nuestra estrategia nos encontraremos en la misma situación que si compramos seguidores: tendremos una legión de zombis, en vez de usuarios, que no tendrán el menor interés en nuestras publicaciones. Al contrario, un buen ejemplo de creación de contenidos, son las comunidades del Instituto de Empresa (ieCommunities) donde alumnos, antiguos alumnos y profesores compartían conocimiento y la estrategia que les diseñé pasaba por lograr que los profesores compartiesen sus puntos de vista e iniciasen un debate con los usuarios, basados en subcomunidades de interés.

De cara a evitar el efecto discoteca podemos usar tácticas alineadas con nuestra estrategia y afines a nuestro objetivo. Tácticas que aceleren la adquisición de usuarios y la creación de contenidos – a ser posible por parte de los propios integrantes de la comunidad.

Lograr una mayor presión en los estadios iniciales de la comunidad es importante. Lograr ese tráfico, atraer curiosones y –de ser posible- unirlo a tácticas offline (en el punto de venta, en el packaging, etc…) nos permitirá que al entrar los nuevos –y primeros-usuarios, no tengan esa sensación de vacío e incomodidad, al enfrentarse a una comunidad vacía.

Si tenemos un objetivo claro y definidos, si tenemos unos usuarios que perciben que estando en nuestra comunidad encuentra valor y finalmente si tenemos unos contenidos que aportan, alimentan y mantienen la comunidad, encontraremos la clave del crecimiento sostenido y por tanto podremos superar sin miedo el temido efecto discoteca.

Por último, encantado de conocer tu opinión y que la compartas con los demás. Enriquece este artículo con tu experiencia, opinión o pedacito de conocimiento. ¡Dialoguemos!

Juan Ignacio Martínez Estremera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *