Facebook compra WhatsApp ¿Cómo se rentabilizará?

Por Juan Ignacio Martínez Estremera En Entornos Digitales, Social Media febrero 20, 2014

Facebook compra Whatsapp

El modelo de Facebook, al contrario que las plataformas de contenido, no contempla el pago por el contenido

Hoy ha saltado la noticia de que Facebook ha comprado WhatsApp por una cantidad de dinero que a muchos se les antojaría extravagante. La pregunta es: ¿qué hay detrás de la compra de WhatsApp por parte de Facebook? Sin duda, por la parte de producto la red social se posiciona como el número uno en un ámbito más (la mensajería en movilidad) y capta cientos de millones de personas (450). También logra números de teléfono, movimientos de los usuarios y geoposicionamiento, con todo lo que ello conlleva.

Pero mi reflexión no va tanto por ahí como por la parte de negocio. ¿Cómo rentabilizará Facebook una inversión de 19 billones de dólares? En este blog hemos hablado del negocio de Facebook, (Publicidad social de pago, Si existe burbuja en los medios sociales), su salida a bolsa, etc. y ahora nos toca pensar en cómo lo monetizará y le sacará rendimiento.

El modelo de Facebook, al contrario que las plataformas de contenido, no contempla el pago por el contenido; Youtube, por ejemplo, comparte beneficios con aquellos que publican contenido. Facebook no. Los usuarios ponen el producto y Facebook la publicidad.

En cualquier plataforma donde estás gratuitamente y donde no eres proveedor, eres el producto.

El modelo de WhatsApp se basaba en la ley de los grandes números: cobras poco a mucha gente (450 millones de usuarios) y acabas teniendo mucho dinero. A los usuarios de iOS siempre les ha cobrado, y a los de Android, etc. les cobra una vez cada cierto tiempo una cantidad minúscula de dinero (un euro o menos).

La cuestión es cómo se van a unir ambos modelos. Un potencial camino sería el de la publicidad, WhatsApp irá teniendo publicidad, cada vez más segmentada (tendrán nuestros datos demográficos, sociales, nuestros contenidos, comportamiento y hasta desplazamientos).

Otro modelo sería el del geomarketing, sabiendo perfectamente quién eres y dónde estás, lanzarte promociones individualizadas según en qué tiendas o calles entres.

Otro, por supuesto, sería el de vender datos, pero yo no creo que eso suceda en el corto-medio plazo, por la mala prensa que conllevaría. Sí que pueden extraerse conclusiones de esos datos y vender estudios.

Por último está el modelo de pagar por uso (como hasta ahora), cada cierto tiempo los usuarios pagan unos céntimos y renuevan su suscripción a WhatsApp. Al aliarse con Facebook logran prácticamente el doble de alcance y, por tanto, el doble de ingresos. Pero 19.000 millones de dólares son muchos dólares para recuperarlos en céntimos.

Sea como sea, WhatsApp ha sido una perita en dulce para los inversores, mucha gente lo ve como el estándar de mercado y han decidido apostar por él. Eso mismo ha pasado con Facebook como red social. Al juntar ambos, tenemos lo “mejor” de la red, en términos de inversión en tecnologías (Facebook ha subido un 5% en bolsa de golpe). Por tanto, mi reflexión es: ¿no os recuerda al año 2.000, cuando todo el mundo compraba y vendía a precios absurdos bajo el supuesto de futuros beneficios? Aquella premisa de “compra ahora, que mañana estará más caro y, mientras, ya veremos cómo hacer dinero con esto”. Ya que, claro, al final los accionistas lo que quieren es rentabilidad. ¿Cómo la obtendrán de una inversión de semejante envergadura?

Sin duda, hay mucho campo para el debate que espero vayamos abriendo en próximos artículos. ¿Tú cómo lo ves?

Juan Ignacio Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *