Las Pymes y las redes sociales

Por Editor En Proyectos Socialnautas diciembre 21, 2012

Pymes

“La democratización del marketing”, derivada de la aparición de los medios sociales, tiene a las Pymes como grandes beneficiarias.

Con frecuencia leemos  y escuchamos mensajes en diversos foros en los cuáles nos insisten que el futuro y el resurgimiento de este país debe pasar por las Pymes.

Además, cuando doy clase sobre Marketing y Redes Sociales suelo hablar de lo que lo hemos denominado “la democratización del marketing” derivada de la aparición de los medios sociales y que tiene a las Pymes como gran beneficiario.

Si hasta la revolución digital se cumplía aquello de “el pez grande se come al pez chico”, con la llegada del nuevo entorno 2.0, la ecuación ha cambiado y se podría decir “que los peces rápidos e interconectados se comen a los peces lentos” sin importar el tamaño de los mismos.

En Socialnautas queríamos corroborar que lo que contamos en clase es percibido como cierto por uno de esos “peces pequeños”, si es cierto que el nuevo entorno digital es un escenario lleno de oportunidades para las Pymes.

Y se lo hemos preguntado a un cliente: Alberto Gutiérrez, periodista de formación, emprendedor de raza y fundador de un muy interesante proyecto: “El Periódico de Tu Día” (www.elperiodicodetudia.com) una web de regalos personalizados vinculados a fechas claves de tu biografía. Estas son sus interesantes reflexiones sobre la cuestión.

Peras limoneras

Una de las grandes incertidumbres que tiene un empresario cuando se decide a bregar en el turbulento mar de los negocios –a veces lo podríamos llamar “Lo imposible”- es la inversión que debe realizar en marketing, publicidad y ahora también en redes sociales. ¿Me dará resultado? Es una preocupación que todos tenemos y que es alimentada por nuestra natural impaciencia. Sin embargo, se trata de tres poderosas armas que debemos utilizar con inteligencia y mucha vista. Especialmente la gestión de las redes sociales, que pueden ser un filón si las aprovechamos bien.

Mi experiencia me dice que esta revolución tecnológica del Social Media ha venido a ayudarnos tanto como lo hizo Google en su día, que nos puso en la puerta de nuestro negocio a unos clientes que jamás hubiesen llegado a nosotros. Facebook, Twitter, Youtube, etc., lo han hecho, pero además de forma gratuita, sin pedirnos nada a cambio, salvo mucho cariño…

Digo lo del cariño porque las redes sociales son el reflejo de nuestro comportamiento en la sociedad. Es decir, si hablas y compartes tus inquietudes tendrás una pandilla. Por el contrario, si te quedas quieto y sólo observas o hablas de ti todo el rato, el resto de la gente te olvida y te margina.

Las pequeñas y medianas empresas podemos y debemos estar en estas comunidades virtuales. Porque todo el mundo tiene algo que decir. Unos en un tipo de red y otros en otra. ¿Una tienda de barrio de productos de cocina podría estar en Facebook? Por supuesto que sí. Puede hacer videos demostrando para qué sirve cada objeto, alguna receta de cocina en la casa de uno de los clientes o del propio dueño… En definitiva, se puede elaborar contenido interesante para el público que uno esté buscando.

Existe un boom en el Social Media, pues resulta algo novedoso y, como tal, causa intensas adhesiones que luego pueden convertirse en profundas decepciones. La cuestión radica, como en todo, en hacer las cosas bien, en ponerse en las manos adecuadas tras un riguroso plan de comunicación que nos permita alcanzar una serie de objetivos.

Si uno va a introducirse en el Social Media debe contar con un equipo muy creativo. Ahí está la madre del cordero virtual. Todos debemos aspirar a que nuestros amigos/fans/seguidores se conviertan en grandes adeptos de nuestros perfiles porque lo que vieron les gustó y lo quisieron compartir (ese verbo sagrado). Cuando hagamos un post tenemos que preguntarnos: ¿lo que acabo de poner es la pera limonera? Es muy difícil, pero tenemos que buscar intensamente peras limoneras.”                                                                                                                          

Y tú … ¿qué opinas?. ¿tienes algún caso cercano de éxito de pymes que han sabido aprovechar las ventajas del entorno digital y la fuerza de las redes sociales para consolidar su negocio y mejorar su cuenta de resultados?.

Nacho Latorre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *