#NocillaGate o cómo trollear en Twitter

Por Editor En Social Media noviembre 4, 2016

#nocillagate

Si eres asiduo a Twitter seguro que has visto recientemente un curioso hashtag: #NocillaGate, en un primer momento uno puede pensar que se trata de un evento gastronómico, un promoción publicitaria de la famosa marca o alguna creativa forma de llamar la atención por parte de algún tuitero graciosillo, nunca más lejos de la realidad, se trata ni más ni menos que de un trolleo*.

La victima es Josef Ajram, un conocido bróker (seguro que su tatuada imagen te suena ya que no es la habitual en profesionales de su sector) que además de hablar de economía, es atleta, ejerce de coach y es muy conocido en redes sociales y medios de comunicación. Por todo ello, es un interesante perfil que además de ganarse la vida con sus conocimientos y trabajos, se ha convertido en influencer para numerosas marcas y organizaciones. Pero ahora, también se ha hecho famoso por el #NocillaGate.

Por tanto cuando el pasado mes de agosto Josef Ajram, recibió un DM desde un perfil en Twitter que suplantó a una conocida marca de chocolate para untar (Nocilla), en un principio nada le hizo sospechar que se trataba de un trolleo. Aparentemente la conocida marca le contactaba para alabar su figura y hacer una primera toma de contacto con el supuesto fin de establecer relaciones comerciales.

Parece ser que Josef no sospechó de que pudiera tratarse de un perfil falso y se avino a realizar algún que otro guiño a la popular marca, antes de avanzar con las negociaciones.

Pero claro al troll no le bastaba con hacer creer a Ajram que la empresa estaba interesada en sus servicios como influencer, lo más suculento (y más en redes sociales) es contarlo. Por tanto se dedicó a relatar desde otro perfil de Twitter el proceso seguido para engañar a la víctima y hacer famoso el #NocillaGate.

Finalmente Josef Ajram se percató del engaño y la gota que colmó el vaso, fueron unas declaraciones del troll hacía la hija de la víctima, que le llevó a grabar el siguiente vídeo: Como bien dice Josef, en las redes hubo reacciones de todo tipo, gente a favor del troll y gente en contra.

 

En este gran patio de vecinas que es Twitter, resulta muy fácil tomarse las cosas con una frivolidad pasmosa, crearse una cuenta y esconderse tras una foto falsa y un nombre cualquier, dedicarse a gastar bromas pesadas o incluso cometer delitos, en este caso acoso a través de los medios tecnológicos (stalking), contra la integridad moral, incitación al odio y humillación pública, estafa y amenazas, por no olvidar lo de suplantar la identidad de una empresa para cometer los anteriormente citados delitos. Y mi pregunta es ¿por qué? ¿qué empuja a determinados individuos a actuar de esta forma? ¿dónde queda lo de compartir, conversar y utilizar un excelente canal como es Twitter para hacer negocios, conocer gente afín, comunicar ideas, lanzar propuestas…? Se me ocurren 1.001 formas de utilizar Twitter. El no estar de acuerdo con algún personaje que también utiliza esta red social para promocionarse, no te autoriza a traspasar ciertas líneas rojas o ¿sí?. Es más aquellos perfiles que se escudan en el anonimato tienen ese punto de transgresores que a todos nos atrae, sobretodo cuando se tocan ciertos temas que en social media siempre nos advierten que son “complicados”: sexo, política y religión. Lo difícil en este mundo online es posicionarse en determinados temas, dando la cara. Para emprender acciones legales Josef Ajram acudió a expertos en el tema, que son los que deben proceder a analizar todo el material digital y recopilar todas la evidencias posibles que finalmente lleve a descubrir la identidad real del sujeto que inició todo esto. Por ahora no sabemos si Nocilla hará lo propio y tomará medidas por la suplantación de identidad, tan solo hemos visto este simple tuit desde el perfil oficial y verificado ¿por qué Josef no se fijó en se pequeño detalle antes de lanzarse a la piscina o contactó con algún responsable de la marca?

¿Qué ocurrirá finalmente con el #NocillaGate? El ciberacoso es cada vez más habitual en la red, cualquiera de nosotros está expuesto a él, en un primer momento si alguien nos molesta, la mejor recomendación es ignorar a ese perfil, si las cosas van a mayores, bloquear y finalmente denunciar. ¿Tienes algún tipo de experiencia similar? ¿Alguna recomendación, pauta o consejo para defenderte de trolls y del ciberacoso? *Con este término se describe la acción de una persona que se encuentra en la red y cuyo objetivo es el provocar, molestar o buscar controversia con los demás usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *