¿Por qué es tan importante una red corporativa?

Por Socialnautas En Comunidades de Clientes abril 29, 2014

Red Corporativa

Son múltiples las ventajas que aporta a una empresa contar con una red corporativa.  Mejora y agiliza la comunicación, ayuda en la planificación… en este post te lo contamos en detalle.

Está en boca de todo el mundillo digital desde hace ya un tiempo, si bien es cierto que en Socialnautas podemos sacar pecho y recordar que desde hace ya años venimos escribiendo sobre una gran oportunidad para todas las empresas para socializar su negocio de manera inteligente. Y, cómo no, utilizando la tecnología. Me refiero a la importancia que está adquiriendo el hecho de contar con una red corporativa en tu organización.

La unión entre un potente hardware y una completa aplicación en la nube, más todos los conocimientos acerca de las posibilidades que ambas te pueden ofrecer, son una oportunidad de la que ya se están aprovechando numerosas empresas en nuestro país, como el caso de Repsol, en cuyo proceso de implantación de su red social corporativa tuvo un protagonismo especial Socialnautas.

Una red corporativa aporta ese toque de (BI) Business Intelligence y distinción a una empresa sobre las demás, porque permite una comunicación en tiempo real entre trabajadores, pero no sólo eso. Permite a cualquier trabajador de una compañía poder contactar con su jefe inmediato o con cualquier otro cargo de la empresa con tan solo un clic.

Hay mucho más. Además de compartir conocimiento, el hecho de poder detectarlo y que esté dentro de tu propia compañía es un aporte de valor que sólo puedes conseguir gracias a la puesta en marcha e implementación de este tipo de redes sociales.

Como verás, y los de antes son solo un par de aspectos destacables, el ahorro de tiempo es uno de los puntos fuertes que toda red corporativa facilita a una empresa a la hora de encontrar talento en la compañía para el desarrollo de cualquier tipo de proyecto y contar con un mayor porcentaje de posibilidades de que se convierta en todo un éxito.

Asimismo, los tiempos en la planificación, el desarrollo y la finalización de esos proyectos se acortan de una manera sustancial. Contando, además, con la implicación que esta forma de trabajar genera entre los compañeros. El sentimiento de pertenencia a un grupo, a una empresa, a un proyecto…, en definitiva, el sentimiento de pertenencia, algo tan humano, se potencia con la implementación de este tipo de herramientas.

Y todo ello, por supuesto, dirigido a la obtención de beneficios tangibles para la compañía. Porque nunca hay que olvidar que un negocio necesita de beneficios para perdurar en el tiempo, y una red corporativa reduce tiempos desde el mismo momento de su puesta en marcha. Reduce tiempos (entre otros gastos) y permite aumentar la productividad.

No, no me olvido del capítulo de la medición y su importancia, pero como a ello me referí hace unas semanas os invito a que leáis el post que dediqué en exclusiva a la importancia de medir, también en las redes corporativas.

Y es que las redes sociales no sólo son un fantástico instrumento de ocio al alcance de todos, sino que se pueden convertir en un espacio ideal para motivar a los trabajadores de una compañía, ser más eficientes en el área estrictamente profesional y, por ende, mejorar los resultados de la empresa, objetivo final de todos y cada uno de sus miembros para vivir, todos y cada uno de ellos, un poco mejor.

Chema de la Torre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *