Redes sociales corporativas: qué son y beneficios

Por Carmen González En Redes sociales corporativas julio 30, 2019

Redes sociales corporativas

Las redes sociales corporativas generan ecosistemas adecuados para la comunicación interna de una compañía, favoreciendo la conexión de los empleados y proyectos.

¿Qué son las redes sociales corporativas?

Son herramientas online que funcionan como entornos sociales colaborativos. Estos entornos permiten a los trabajadores de una compañía comunicarse, interactuar, intercambiar información y co-crear de manera sencilla y efectiva.

Las redes sociales corporativas están diseñadas para optimizar el trabajo colaborativo, la gestión de procesos, la comunicación en diferentes ámbitos, la gestión eficiente de la documentación, los calendarios compartidos, co-creación… Son probablemente la mejor opción para las estrategias de comunicación corporativa, ya que cubren prácticamente la totalidad de los objetivos que una organización persigue.

Ventajas de las redes sociales corporativas

Existen numerosas ventajas para la empresa, derivadas de un buen uso de las redes sociales corporativas. Algunas de ellas son:

  • Mejora de la comunicación interna. Las redes sociales corporativas ayudan a eliminar las barreras físicas entre departamentos. Además, este canal de comunicación permite que los departamentos de las compañías estén relacionados y comunicados entre sí, consiguiendo crear sentimiento de pertenencia.
  • Rapidez en la comunicación. La gran mayoría de estas herramientas online cuentan con un chat profesional, donde la comunicación es mucho más fluida e inmediata. Además, facilita que toda la información permanezca en un entorno común, controlada y accesible. A su vez, favorece a la gestión del flujo de información y del conocimiento, puesto que es fácil y sencillo recuperar conversaciones.
  • Gestión de procesos. Las redes sociales corporativas están pensadas para agilizar los procesos de trabajo donde intervienen muchos trabajadores. Estas herramientas permiten dividir en tareas todas las fases del proyecto, resultando fácil identificar en todo momento en qué punto se encuentra el proyecto, y quién o quiénes son los trabajadores responsables de que avance, favoreciendo una mejora en la productividad.
  • Co-creación. Estas herramientas fomentan la cultura colaborativa y participativa, reforzando el sentimiento de equipo. Para que esto suceda, es necesario crear espacios donde los trabajadores puedan hacer sus aportaciones y que favorezcan la toma de decisiones final. De esta forma, los empleados participarán activamente en los proyectos, haciendo suyos los objetivos a alcanzar y dedicando toda su energía a ello, aumentado así el sentimiento de pertenencia.
  • Retención del talento. Gracias a los espacios colaborativos, chats profesionales… los empleados podrán exponer su talento y los directivos serán conscientes del mismo.
  • Versión mobileLos trabajadores podrán acceder a estas herramientas en cualquier momento del día bien para comunicarse con algún compañero o conocer nuevos avances de algún proyecto.

Está claro que son muchos los beneficios que las redes sociales corporativas pueden aportar a la compañía. Es muy importante que los usuarios de estas herramientas sean conscientes de su utilidad. Por eso, es fundamental formar a los empleados en su manejo, funcionalidades y beneficios.

¿Todavía no empleas este tipo de herramientas para comunicarte dentro de la organización? No esperes más, nosotros podemos colaborar tanto en la estrategia a la hora de diseñarla como en la necesaria formación a sus usuarios, así como en la implantación y evaluación de las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *