Redes sociales y transformación digital en las organizaciones.

Por Manuel Gutiérrez de Diego En Transformación Digital septiembre 28, 2016

Redes sociales y transformación digital

Hace unos días tuvimos el honor de ser invitados a participar en el II Congreso de Recursos Humanos de Canarias. Tuve la ocasión de participar en una mesa redonda sobre el impacto de las redes sociales y  transformación digital en las organizaciones liderada por Miguel Quintanilla, director ejecutivo de Laycos. Este es el resumen de mi visión alrededor de los temas que se trataron. No es una transcripción de mis palabras: son mis notas previas a modo de reflexión.

Vivimos en una etapa caracterizada caracterizada por la desaparición de las fronteras, redes sociales y transformación digital, tendencia al servicio, la valorización del talento y la consolidación de la tecnología colaborativa. La tecnología ahora se desarrolla en el entorno personal y luego se traslada al profesional. Manuel, ¿cómo está siendo esa transición en el caso de las redes sociales?

Me gustaría destacar la idea del aprendizaje. Las personas estamos aprendiendo constantemente: de nuestro entorno, de nuestras experiencias, de nuestras relaciones con otros… El descubrimiento de las redes sociales nos ha permitido conocer su enorme potencial para comunicarnos mejor, para conectar, para compartir información y conocimiento, para detectar talento, para colaborar, para co-crear o para hacer cosas juntos sin importar distancias o barreras.

Hemos aprendido a ser protagonistas, a crear contenido, a usar nuevos canales y nuevos formatos de comunicación. Hemos perdido el miedo a ese protagonismo. Y ese aprendizaje en el plano personal nos ha ayudado a entender mejor las posibilidades de los entornos y las soluciones sociales en nuestro trabajo.

Siempre se ha dado importancia al trabajo en equipo dentro de las organizaciones; sabemos que la participación y la colaboración arrojan buenos resultados. El uso de las redes sociales en el plano personal nos ha permitido mejorar esas habilidades: compartir, colaborar, ser parte de grupos, aportar ideas, conectar con otros, escuchar, aprender, crear contenidos…Redes sociales

El conocimiento es una de las principales materias primas en las industrias vinculadas a los servicios. Parece de sentido común que queramos medir la contribución de nuestros empleados a la construcción de conocimiento en nuestra organización. Manuel, me consta que habéis ayudado a muchas organizaciones a medir esto. ¿Os habéis apoyado en tecnología social?

Las aplicaciones y soluciones sociales cada día dan más importancia a las herramientas de análisis, métricas e informes. Lo que no se mide no se puede mejorar.

El uso de herramientas de colaboración nos permite conocer cómo se mueve la información, y cómo se genera y se expande el conocimiento. Es posible mapear esos flujos de información asociados a procesos de trabajo y mejorarlos (a veces haciendo cosas nuevas y a veces haciendo cosas de otra manera). También podemos mapear el talento de nuestras organizaciones, conectando las ideas y el conocimiento con las personas y los proyectos adecuados (a partir de necesidades y objetivos).

Y por supuesto, podemos medir el impacto de todos esos cambios en los resultados de la organización. Para ello, es muy importante definir bien los objetivos, concretarlos en indicadores medibles y precisos, y seguir su evolución en cuadros de mando que nos ayuden a entender qué ocurre y cómo podemos mejorar.

Y todo ello en un contexto en el que nuestros empleados son los protagonistas de ese cambio, ayudando a detectar oportunidades y aportando soluciones para redes sociales y transformación digital.

Ya para terminar, en una frase: ¿cuál va a ser el papel de las redes sociales en el gobierno de las organizaciones a cinco años vista?

Retomo la idea del protagonismo: las organizaciones serán percibidas y entendidas cada día más a través de las personas que las conforman y de sus acciones: su participación en entornos sociales, su manera de compartir, su capacidad para escuchar y conectar, su talento unido a otros talentos. En resumen: entenderemos las organizaciones como redes de personas.

Quiero terminar dando las gracias a Laycos por pensar en nosotros para participar en esta mesa redonda. Fue un placer enorme compartir ideas y escuchar todo lo que se trató en el Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *