¿Intranets o redes sociales internas?

Por Manuel Gutiérrez de Diego En Comunidades de Clientes enero 29, 2015

redes sociales internas

Ya hemos hablado antes de redes sociales internas, y hemos tenido la suerte de trabajar en proyectos globales al respecto con clientes como Repsol. Hoy elegimos este topic para continuar nuestra colección de #SocialnautasTrends, porque creemos que se está produciendo un movimiento que puede hacer que las redes sociales internas (concebidas como espacios de comunicación muy ágiles 24 X 7 X 365) acaben convirtiéndose en el espacio natural de encuentro de los empleados de las organizaciones, desplazando a un segundo plano a las intranets corporativas.

¿Para qué usan mayoritariamente los empleados las Intranets?

Nuestra experiencia nos revela que un porcentaje muy importante del uso está ligado a cuestiones muy concretas: consultar y/o descargar la nómina, gestionar las vacaciones , gestionar gastos (dietas, desplazamientos), descarga de documentación ligada a procesos de negocio o de administración. Poca conversación, ¿verdad?

Y en estas llegó el concepto “Intranet 2.0”, cuando añadir la etiqueta #dospuntocero parecía obrar magia en todo lo que tocaba y convertir al objeto que se adornaba de tan insigne epíteto en un objeto dorado, cual piedra filosofal de la moda digital.

Pero, ¿qué es una intranet #dospuntocero?

Pues un espacio digital cargado de contenido, con un enfoque generalmente departamental, donde cada área pugna por “colocar” sus contenidos… Espera, esto suena poco #dospuntocero, ¿no? Vale, ¿cómo lo solucionamos? Pues hay distintos elementos añadidos, os sonarán muchos:

  • Ponemos un blog del CEO y que los empleados comenten.
  • Personalizamos con widgets que recojan info específica del área de negocio del empleado.
  • Dejamos que hagan “like” en las noticias corporativas.
  • Pues montamos un foro (esta última, junto con la del blog del CEO, son de las más aplaudidas).

El principal problema para la supervivencia de estos espacios del Jurásico Digital es la agilidad. Las intranets son pesados dinosaurios con una arquitectura de información en demasiados niveles. Suelen tener exceso de información, ser poco usables y revelar las pugnas departamentales por dejar bien colocados sus contenidos. Ah, y en esa pugna, todos, absolutamente todos, marcan como prioritarios sus contenidos. Hasta el punto de que podríamos llegar a la situación surrealista de que la intranet fuera un espacio donde todo son destacados.

Y en esa tesitura, en una era en la que cada vez que alguien desea publicar algo en “la Intranet” tiene que pedir permiso, maquetar una entrada, pedir un banner ad hoc, ponerse a la cola, sacar número, comprobar si el texto cabe en el porlet, establecer si el widget queda descentrado o si, finalmente,  has conseguido el sello de aprobación de la ventanilla 23 del piso 14… Justo en ese momento llega un espacio donde puedes desarrollar conversaciones de forma directa, ágil, sin maquetar porlets, ni banners…

Llegan las redes sociales internas

Estamos viendo muchas empresas donde las redes sociales internas terminan sustituyendo a las intranets. Y no es de extrañar. Las redes sociales internas están evolucionando hacia ecosistemas en la  nube que permiten gestionar información de forma más ágil, optimizar las conversaciones y generar flujos de conexiones, datos y conocimiento de forma más natural. No es que estén transformando la forma de trabajar. Es justo al revés: se adaptan mejor a las nuevas formas de entender el trabajo como flujos de datos ligados a conexiones entre personas con talento, que interactúan en hubs de conocimiento interconectados (así son las organizaciones modernas).

¿Y qué será de las Intranets al uso en este contexto? Casi me atrevería a contar el final de la historia: los dinosaurios se mueren.

Manuel Gutiérrez de Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *