Inteligencia Artificial: ¿llegará a las redes sociales?

Por Manuel Gutiérrez de Diego En SocialnautasTrends marzo 17, 2015

Inteligencia Artificial

Si llamamos inteligencia artificial a la capacidad de razonar de un agente no vivo, son muchas las reflexiones que podemos hacer sobre esta cuestión

Uno de nuestros clientes estuvo hace poco en Estados Unidos y se sorprendía de la rápida evolución de procesos de automatización en todos los procesos de la cadena de valor de relación con el cliente. Por ejemplo, ahora mismo las estrategias de dynamic pricing permiten a muchos e-commerce tener una estrategia de fijación de su matriz de precios a lo largo del día en función de la evolución de la demanda en tiempo real. En tiempos de cambio permanente, la adaptación del precio a la elasticidad de la curva de demanda de forma instantánea es una de esas cosas con las que muchos comercios llevan soñando muchos años.

El proceso es sencillo: las soluciones actuales de business intelligence (inteligencia de negocio) permiten capturar en tiempo real millones de datos (input), analizarlos a partir de modelos matemáticos (algoritmos complejos con capacidad de predecir escenarios y comportamientos a partir de patrones predefinidos que se adaptan dinámicamente) y establecer respuestas adaptadas a partir del output de ese análisis.

Además, esos algoritmos “inteligentes” tienen capacidad de aprendizaje: eso implica que cada nuevo dato representa una oportunidad de corroborar o refutar el modelo previo y ajustarlo de forma dinámica sobre la marcha. Puede llegar el día en que un algoritmo sea capaz de predecir casi a la perfección nuestro comportamiento durante las 24 horas del día, asignando probabilidades de ocurrencia a sucesos aleatorios (encuentros, hechos inesperados…) Asusta un poco, ¿verdad?

Lo cierto es que avanzamos con velocidad hacia un contexto en el que parece que (casi) toda nuestra actividad estará en las redes (o en LA RED). En ese momento, la potencia de procesamiento de información que crece cada segundo nos permitirá anticiparnos (casi) a cualquier decisión que un cliente vaya a realizar. Nuestra vida en rrss cada vez es más intensa (y más extensa), y ese rastro permite dibujar un perfil muy aproximado de nuestra identidad digital.

Desde luego, hay espacio para la sorpresa. Y aún más para la creación de entornos digitales y sociales que no dejen huella de lo que hacemos (Snapchat y su fantasma son un buen ejemplo). Mientras eso llega, nuestra preocupación por la privacidad es tan fuerte como nuestro interés por adentrarnos en nuevas tecnologías tan atractivas como desconocidas (desde el big data a los wearables).

En estos días en los que tenemos que lamentar la pérdida de figuras como los admirados Leonard Nimoy (Mr. Spock) o Terry Pratchett, no podíamos dejar de compartir en este blog algunas pinceladas sobre un futuro que está más cerca de lo que pensamos. ¿Veremos llegar la Inteligencia Artificial al campo de las redes sociales? ¿Qué pensáis?

Saludos vulcanianos 🙂

Manuel Gutiérrez de Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *