SOMBI: Perfiles vacíos en redes sociales

Por Juan Ignacio Martínez Estremera En Proyectos Socialnautas marzo 27, 2012

sombi

SOMBI = Social Zombie o perfil de redes sociales inactivo que sólo se activa ante determinados estímulos promocionales.

Con el advenimiento de los medios sociales, algunas prácticas poco escrupulosas se han puesto en marcha: comprar fans y seguidores, realizar constantes promociones y sorteos, entregar regalos sin ton ni son, etc. Todo ello con el fin de llenar la página de Facebook de turno o aumentar el número de seguidores de nuestra comunidad virtual.  Incluso nos puede llegar a suceder, a veces, en nuestro intento de superar el Efecto Discoteca. Esto, nos lleva al advenimiento del Sombiusuario zombi.

Por usuario zombi se pueden entender diferentes cosas:

–          Usuario inactivo que no accede a su perfil en un periodo de tiempo prolongado.

–          Ordenador infectado por un troyano y que está bajo el control de un tercero.

–          Usuarios activos que aún accediendo a su perfil  (de red social) no acceden a nuestra comunidad virtual.

En el caso de los medios sociales los SOMBIS son aquellos perfiles que aún estando activos no entran en nuestra comunidad salvo bajo la llamada de regalos o promociones. Es decir usuarios no alineados con nuestra marca o producto y que por tanto no comparten valores ni intereses con nosotros, ni con la comunidad virtual a la que supuestamente pertenecen.

Estos usuarios, como un buen zombi, son perfiles reales, con gente real detrás, pero que se ven animados por la búsqueda de cosas que les satisfacen y que de tanto en tanto se ofrecen en la comunidad.

Hay que ser cuidadosos con esto: alimentar un usuario zombi consume tiempo y recursos. Tiempo ya que como los usuarios legítimos, protestan si algo no les convence o si detectan algo incorrecto. Recursos ya que promociones y regalos destinados a usuarios afines pueden acabar siendo entregados a usuarios que no se involucran, en absoluto, con nuestra comunidad.

Un perfil más pérfido incluso sería el del usuario zombi-troll, un auténtico portento de las redes. Aquel zombi que no logra su alimento puede entrar en furia y pasar a ser un troll, pero con la particularidad de que aquello por lo que pelea no tiene nada que ver con la comunidad, ni con la conversación. Simplemente alentado por la posibilidad de obtener algo, o de ventilar su ira por no haber ganado una promoción, activa su perfil para transformarse en un troll. Un troll de las comunidades de media puede estar entre 30 y 60 días persiguiéndonos sin piedad. Algunos, por suerte muchos, pueden durar un par de semanas. Pero otro –y entre estos están los zombi-troll- pueden estar meses persiguiendo sus designios. Recordemos que un troll es aquel usuario que se dedica a interrumpir la conversación. Se mueve por gestión de la vanidad y busca reconocimiento, causar caos y molestar.

Un buen gestor de comunidad (Social Media Manager o Community Manager) deberá alinear lo más posible su tácticas a la estrategia. Conjugar las dinámicas concretas (sorteos, promociones, etc.) con el objetivo que buscamos. Aún así algún usuario zombi nos entrará, pero sin duda serán muchos menos que si nos dedicamos a subir el número de seguidores y fans sin control.

Una comunidad llena de gente que no tiene nada en común salvo la búsqueda de ofertas, regalos, etc., y que no se encuentra involucrada con lo que en esa comunidad sucede, se podría definir como una Nación SOMBI. Bienvenidos al amanecer zombi-social

 

Juan Ignacio Martínez Estremera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *