Tipos de Embajadores de Marca

Por Octavio Fraile Garrido En Embajadores de Marca octubre 11, 2016

Tipos de Embajadores de Marca

Cuando se empieza con una estrategia de Embajadores de Marca, se nota enseguida las distintas motivaciones y estilos de cada una de las personas involucradas en el proyecto. Todos son diferentes entre sí, y deberás identificar de forma adecuada sus necesidades y actitudes para poder extraer todo su potencial. Aquí te numeramos los distintos tipos de Embajadores de Marca que te podrás encontrar al emprender tu proyecto:

 

Tipos de Embajadores de Marca: El Super-Fan, el silencioso, el partner…

1.- El Super-Fan.

Super-fan . Tipos de Embajadores de Marca

Aman tu producto y lo proclaman a los cuatro vientos. De hecho, mencionan tu marca varias veces de media (con links incluidos) cada semana. ¿Por qué? Porque tu producto es una parte esencial de su trabajo o de su vida. Es muy fácil dar con ellos, solo tienes que echar un vistazo a su Twitter o a su website y monitorizar sus menciones. Además tampoco tendrás que hacer demasiado esfuerzos por convencerles porque “ya” realizan acciones de embajadores de marca.

Para aprovechar aún más su entusiasmo, inserta sus testimonios en tu página web o graba una entrevista y cuélgala en Youtube y en tu blog.

2.- El indeciso.

Embajadores de Marca. Indeciso

Otro tipo de embajador de la marca. Siente interés por tu marca, pero aún no está del todo convencido porque todavía no tiene suficiente información sobre la misma. Tal vez están deseando que se les pidas interactuar, pero tendrás que llevar tú la batuta. Suele pasar cuando tu producto o servicio es ligeramente más caro o complicado de entender que el resto. Normalmente les encuentras porque hacen preguntas en la web sobre tu oferta. Para convencerles, actúa como el mejor de los comerciales: capta su necesidad y averigua cómo tu producto la va a satisfacer. Una buena opción es proporcionarle una demo o una guía que le enseñe a manejarlo.

Eso sí, no les presiones demasiado. Contacta, pero con cuidado. Una simple pregunta: “¿Cómo te podemos ayudar?”, puede hacer maravillas. Toda conversación con ellos es buena ya que visibiliza la marca desde nuestro punto de vista. No son embajadores como tales individuo a individuo, más bien los definiríamos así como grupo.

3.- El Influencer.

Embajadores de Marca. Influencer.

Es un líder, un gurú de referencia y cuenta con miles y miles de seguidores. No es en si mismo un tipo de embajador de la marca, pero puede serlo. Suelen ser una celebridad o un experto con autoridad en su campo. Convencerles para que hablen de tu producto puede ser complicado: son gente ocupada y probablemente tengan mejores cosas que hacer. Si por suerte te mencionan, aprovecha para contactarle, agradécele el detalle y hazle un pequeño requerimiento: una foto con tu producto, un tuit… si ves que sigue mostrándose abierto a tus demandas, entonces ha llegado la hora de pedirle algo más: puede ser una colaboración, algún tiempo de acuerdo win-win o una presentación de tu empresa o productos.

Muchos de ellos funcionan por motivaciones económicas, ya pasó la época de hacer de influencer por amor al arte. Prepara la cartera por que algunos son caros y recuerda que pueden venderse al mejor postor.

4.- El cliente fiel, pero silencioso.

Embajadores de Marca. El cliente silencioso.

Habla mucho y muy bien de ti offline, pero nunca te menciona en las redes sociales. Las razones pueden ser múltiples, pero la más común es que no sean unos usuarios asiduos de Internet.

Para encontrarles deberás tener un buen programa de CMS. Contáctales vía mail o mensaje directo, de una forma respetuosa y ofréceles formar parte del club. Sus feedbacks pueden ofrecerte mucha información sobre tu marca. Al igual que pasa con el influencer, si les ves abierto, intenta conseguir un testimonio o una entrevista con él. Si usa poco las redes sociales, ofrécete a formarle para que acabes sacándolas el máximo partido. La unión de muchos micro-influencers así, crean una gran masa.

5.- Empleados.

Empleados y Embajadores de Marca

Uno de los tipos de embajadores de marca más interesante. Como ya explicamos en un post anterior, los trabajadores de la compañía pueden ser los mejores embajadores de una marca. Si son apasionados de su trabajo y se vinculan de una forma profunda con los valores de la empresa, invítales a formar parte del proyecto.

Además, tienen la ventaja de que son más controlables -evitando posibles problemas reputacionales- y más sensibles a estrategias de gamificación. Eso sí, tendrás que realizar una buena selección previa con los mejores candidatos que arrastren al resto de la organización y la colaboración de la cúpula directiva para que enseñen con el ejemplo. Es lo que llamamos un programa de evangelizadores.

6.- Partners.

Partners y Embajadores de Marca

Aprovecha tus buenas relaciones con socios, proveedores, distribuidores, medios de comunicación, agencias, consultorías y otros stakeholders de la compañía para que formen parte de tu plan de Embajadores de Marca. Es como una estrategia B2B. Ellos seguramente estén muy satisfechos con la relación, ¿por qué no llevarla otro nivel proponiéndoles compartir contenidos o invitándoles a escribir en tu blog? Tómatelo como un toma y cada y házselo saber así.

 

Los tipos de embajadores de la marca pueden variar según nuestro proyecto. No hay que dudar en definir los grupos que necesitemos y asignares objetivos o KPIs precisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *