Trabajo de equipo

Por Lola Carrasco Santaló En Socialnautas octubre 6, 2014

Trabajo de equipo

Trabajar en equipo, va mucho más allá de ser un buen profesional, de tener talento o de estar sobradamente preparado.

Trabajar en equipo, se basa en algo que mueve al mundo hace millones de años, que permite evolucionar, inventar, crear, descubrir…  Se basa en las personas, en los individuos. En una era donde las tecnologías y la innovación están al orden del día, una de las cosas que más dinero genera es la vinculación entre nosotros, porque cada vez más necesitamos los unos de los otros. Las redes sociales, el social media ha modificado nuestra forma de trabajar, de comunicarnos, de aprender, de ligar e incluso de hacer negocios. Ha entrado en las empresas en mayor o menor medida, pero está claro que lo ha hecho para quedarse y aunque tiene múltiples ventajas a veces también tienen algún inconveniente.

Socialnautas es una Consultora estratégica especializada en análisis y gestión de proyectos digitales y sociales, por tanto somos muy digitales y también muy sociales. Estamos a la última en procesos, estudios y herramientas que nos ayudan a hacer mejor nuestro trabajo y precisamente por ello, cada uno de los integrantes de esta empresa, trabaja allá donde le resulta más fácil, en el banco de un parque si hace bueno, en una biblioteca, en un despacho compartido, en la terraza de casa… No tenemos un espacio fijo al que llamar “oficina”, cualquier lugar es bueno, nos sirve, nos basta con estar conectados a la red y tener abiertas nuestras herramientas favoritas, Dropbox, Skype, mails, WhatsApp… forman parte de nuestro día a día y nos permiten saber de clientes y compañeros de trabajo. Pero a veces hace falta poner cara a esas personas con las que convives de forma “virtual” pero sin duda mucho más efectiva que esas otras fórmulas cada vez más obsoletas, donde los profesionales deben fichar y permanecer en su sitio durante horas, aunque la productividad no esté vinculada a ello.

Pues bien, hace unos días todo el equipo de Socialnautas, cogió sus bártulos y se reunió durante dos días en una pequeña casita rural en el Pirineo Aragonés (eso sí, conectados vía wifi con el resto del mundo, para no desatender a clientes y contactos). Casi dos días para dar rienda suelta a nuestra creatividad, para compartir con el resto todos esos cafés que habitualmente no hacemos, para hacer equipo mientras cocinamos juntos la cena y para sentir que aunque a veces no estamos de acuerdo en  todo, tenemos la capacidad de escuchar a los demás y saber apreciar que el otro tal vez tenga razón.

Oxigenar el cerebro, respirar aire puro, compartir caminatas, charlar de todo un poco y en definitiva descubrir que en una empresa del siglo XXI, las jerarquías importan ya poco, que la comunicación entre los miembros de un equipo debe ser fluida y honesta, que todos estamos en el mismo barco y que sin duda tener ideas sirve más bien poco, si no somos capaces de ponerlas en práctica y de compartir con los demás. No pudimos evitar crear un hashtag y compartir en las redes el momento. Bajo el sugerente nombre de #SNkickoff estuvimos departiendo momentos divertidos, cotidianos y personales sobre un encuentro motivador y muy necesario para establecer vínculos con las personas de tu equipo, compartir anécdotas de los hijos o de la juventud, saber los gustos gastronómicos o las fobias ayudan a empatizar y sentirse más cerca de esas personas que tienen en común contigo algo más que un empleo, tienen las mismas ganas de hacer las cosas bien, de sacar adelante los proyectos y de convencer al resto del mundo que somos capaces de conseguir los mejores resultados para su empresa.

Volvemos con las pilas cargadas, con numerosas imágenes grabadas en la memoria, con muchas ganas de hacer todo aquello que decidimos en común para sacar todo el potencial que hay en nosotros… Y por supuesto con ganas de repetir, somos una empresa digital, con  flexibidad de horarios y de trabajo, que a veces echa de menos no vernos más asiduamente, pero tal vez lo breve se saborea mejor, se disfruta el doble y valora mucho más el poder disfrutar de una reunión de equipo.

Lola Carrasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *