What technology wants – La evolución de la tecnología y el conocimiento

Por Juan Ignacio Martínez Estremera En Proyectos Socialnautas julio 24, 2012

evolución tecnología

La tecnología se deriva de la especialización.  Surgió de la fabricación en masa y cada vez evoluciona de forma más rápida.

Los cambios a los que nos vemos sometidos diariamente se suceden a una velocidad sorprendente, tanto que podemos llegarnos a ver agobiados por la profusión de los mismos. Sin embargo, en el ámbito de la tecnología, nuestra percepción general es positiva, partimos de la base de que cada cambio  es bueno: mejores coches, mejores ordenadores, mejores teléfonos móviles. Un mundo de posibilidades que hacen que estemos más hiperconectados, seamos más productivos o logremos más por menos esfuerzo.

Sin duda hemos superado ya debates pasados sobre si la tecnología es apropiada o no, o sobre si las máquinas deben sustituir al hombre. La aversión y el amor por la tecnología es una cuestión no sólo de actitud, sino también de conocimiento. Y cada generación que pasa, percibe, cada vez más, el valor añadido que la tecnología supone.
La tecnología ha pasado a ocupar prácticamente todas las áreas de nuestra vida, incluso ha entrado en las áreas sociales. Pronto veremos el Internet de las Cosas integrarse en nuestra vida, a través de los objetos, de forma que el flujo de información será constante entre lo que nos rodea, la Nube y lo Social.
La tecnología se deriva de la especialización, la cual a su vez surgió de la fabricación en masa y cada vez evoluciona de forma más rápida. El tiempo de llegada al mercado es más corto y la respuesta de éste también lo es. Eso sin olvidar que cada tecnología que emerge hace que surjan a su alrededor numerosas industrias auxiliares que permiten el desarrollo eficaz de la misma. Por tanto la tecnología es un eficaz modificador de las estructuras productivas.

Por otro lado dotar a los objetos de un potencial y no cuidarlos es irresponsable. Así es como cientos de miles de ordenadores alrededor de todo el planeta son infectados por extraños virus que fuerzan a las máquinas a realizar todo tipo de tareas: ataques de denegación de servicio, servir como servidores de SPAM, etc. Las tecnologías creadas deben ir acompañadas por responsabilidad en su uso. Así mismo debemos ser conscientes de la dependencia que creamos de la tecnología, el mero apagón de una red eléctrica nos puede apartar de la Red y por tanto dejarnos sin nuestras herramientas de trabajo. Actualmente el 75% de la energía generada sirve para mantener o  impulsar máquinas. El resto se usa para el confort, o la comida.

El caso es que nos acercamos a un modelo en el cual aparece una estructura formativa global.

La tecnología se alimenta de conocimiento y este, cada vez con mayor velocidad, lo producimos en masa.

La cooperación a través de redes digitales hacen que el ratio de información haya crecido en un 66% anual durante los últimos años. Pero no sólo es la red, también han ayudado las nuevas formas de indexar y etiquetar el conocimiento, las redes de librerías y el sistema de hipervínculos de la red que nos permite categorizar el conocimiento.

El futuro pasa por organizar el conocimiento. A través de la innovación tecnológica la estructura de nuestro conocimiento evoluciona.

En apenas cien años hemos inventado mucho más que en el pasado millón de años. ¿Qué sucederá dentro de tan sólo cincuenta años?

La tecnología se está transformando en nuestro motor evolutivo. De su mano, descubriremos que hay más allá.

 

Juan Ignacio Martínez Estremera

 

PD Os adjunto el fichero donde publiqué este artículo: What Technology Wants – Manager Focus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *